tt

tt

lunes, 14 de julio de 2014

Bienaventurado los pacificadores, porque ellos seran llamados hijos de Dios.
Odio a los indiferentes. Como Friedrich Hebbel creo que "la vida significa tomar partido." No puede haber hombres únicos, extraños a la ciudad. Quien vive verdaderamente no puede dejar de ser ciudadano y partidario. La indiferencia es la apatía, el parasitismo, la cobardía, no la vida. Por lo tanto odio a los indiferentes.
(Tomado del bolg de http://www.ricardogondim.com.br/ )

No hay comentarios:

Publicar un comentario